Carta de Colores

Los colores: el aluminio no sólo es plateado.

La imagen que se tiene del color del aluminio es básicamente la del plateado. Sin embargo, durante los últimos años el tema del color ha evolucionado hasta disponer de una amplia gama de colores y acabados.

En relación a los colores, el aluminio se encuentra disponible en todos los que aparecen en el sistema RAL, que se utiliza para definir los colores estándar de pintura y revestimiento.

¿Tradicional o moderno?

Cuando se trata de opciones de color para marcos de ventanas, hay mucho donde elegir. Puedes restringir las opciones averiguando cuál es el estilo que deseas para tu hogar. Para un estilo tradicional, el color del marco de la ventana debe resaltar o contrastar con los colores de la casa. Para un estilo moderno, el color de los marcos de las ventanas debe ser similar al de la casa o que combine bien.

Otra forma de reducir las opciones de color es decidir qué paleta de colores te gusta más o quedará mejor en tu casa. Los colores cálidos (rojos, amarillos, naranjas y marrones) por lo general resultan más tradicionales. Para una sensación más moderna, los colores fríos podrían funcionar mejor (verdes, azules, morados y grises). Combinar los colores de la casa en la misma paleta, fría o cálida, mantiene una apariencia coordinada.

Puedes lograr el contraste con ventanas de color beige en una casa de ladrillo rojo. Tanto el color blanco como el negro existen fuera de estas paletas de colores y funcionan con cualquiera de los estilos.

Colores para el exterior de la casa

Es importante que conozcas el estilo de tu casa al decidir los colores de las ventanas. Los diseños más tradicionales tienen el exterior de la casa con revestimiento de ladrillo, o ventanas con molduras de madera. Las casas con un exterior de estuco o ventanas sin molduras tienen una apariencia más moderna.

Conocer el estilo ayuda a determinar el color de los marcos de las ventanas, pero también hay que considerar el color de la pared donde se instalarán. Como pintar una pared es mucho más fácil que reemplazar ventanas, lo mejor es elegir un color de ventana neutro que pueda funcionar con muchos otros colores. Al hacer esto, tus ventanas seguirán quedando fabulosas, aunque pintes y repintes la casa a lo largo de los años.

Beige y marrón claro han sido siempre los reyes de los colores neutros, pero los grises se están convirtiendo en una opción más popular para un color elegante y neutro para los hogares.